jueves, 12 de enero de 2017

Si fueras tú la mar


 Ricardo Garanda Rojas

Toledo, 190216


Se van pasando los días
y el polvo levantado por la tormenta
en los suelos de la casa
y de las calles se asienta.
La niebla que tapó de golpe el sol
se abre poco a poco
y su claridad el dolor alimenta
con la luz que muestra el vacío
absolutamente eterno de la última ausencia.


Los adoquines que pisamos voy a contar
y pesar las arenas que removimos
¿dónde estará el agua
de brillante azul
de los ríos que rozamos?
Toda en ti cabría
si fueras tú la mar,
si tú fueras la mar,
si la mar fueras tú
toda en ti cabría.


1 comentario:

  1. Es precioso, muy sensible. Muchas gracias, Ricardo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar