miércoles, 5 de abril de 2017

Cuando los tiempos se acaban

Fotografia de J.L. Romero
Casabas, 28-09

Vamos a ir recolectando,
abuelo,
que la fruta ya no madurará más,
el frío arruga
su piel y la nuestra.
Vamos a recoger los aperos,
abuelo,
gastados y romos,
de los rincones
dónde los fuimos dejando
repartidos por el suelo.


Esta tierra dará más,
abuelo,
serán otros y otras
quienes abonen,
aren,
siembren,
y vivan.
Nosotros ya nos vamos, abuelo,
parece que Ella antes
pero yo también.

Vamos apurando la cosecha
porque nos vamos yendo
Ella y yo.
Tú no la conociste,
un verano de por medio,
malditas prisas que te entraron.
Estoy cabreado,
es muy injusto
pero la tierra no tiene la culpa, abuelo,
lo sé, lo recuerdo,
todo nos lo da la tierra
pero es muy pronto
para que nos lo quite.

Hace mucho que te fuiste,
                              abuelo.
Ahora nos vamos nosotros,
parece que Ella antes
pero yo también,
todo se apaga
y ya no veo la luz en el cielo,
cuándo los tiempos se acaban
da igual quien se vaya
primero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario